Certificado Energético

¿Qué es el certificado energético?

Según figura en el proyecto de Real Decreto 235/2013, todos los propietarios que deseen vender o alquilar su vivienda deberán contar con el certificado energético a partir del próximo 1 de junio de 2013.

El certificado energético, es el documento expedido por un técnico cualificado, en el que se informa de la eficiencia energética de un inmueble en cuanto a su consumo de energía en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación.

Una vez obtenida la calificación energética, se expedirá la llamada etiqueta energética, parecida a la que incluyen los electrodomésticos y que asigna al inmueble una categoría que variará de la A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la menos eficiente en el consumo de energía.

Así pues, la certificación energética obtenida por un inmueble, informa tanto a su propietario como al futuro comprador o inquilino del coste económico que afrontará relacionado con el consumo energético del inmueble (calefacción, aire acondicionado, agua caliente sanitaria,...).

Además, el certificado energético, incorpora una serie de recomendaciones para una mejora de la calificación energética obtenida, así como información de localización, las características de las instalaciones térmicas y la envolvente del inmueble.

El certificado energético tiene una validez de 10 años tras los cuales se tendrá que renovar teniendo en cuenta las mejoras que se hayan realizado en el inmueble. El propietario también es libre de actualizar su certificado para incorporar aquellas actuaciones en el inmueble que permitan mejorar su calificación energética.

¿Para qué sirve el certificado energético?

El certificado energético va a ser de obligado cumplimiento siempre que haya que vender o alquilar una vivienda, local, piso,... cualquier tipo de inmueble.

Aunque inicialmente puede parecer otro gasto adicional que puede dificultar la venta o alquiler de una vivienda, este certificado presenta importantes beneficios, tanto para el propietario como para el potencial comprador o inquilino.

El certificado, permite al futuro comprador o inquilino conocer la eficiencia energética del edificio o vivienda, informa de la calificación energética, por lo tanto de lo eficiente que es un inmueble consumiendo energía, y así poder estimar los costes relacionados con su consumo energético. 

Junto a la etiqueta energética otorgada, este tipo de certificación de edificios o viviendas, informa de la calificación energética y se entrega un informe técnico con unas recomendaciones de mejora de su vivienda que, en caso de llevarlas a cabo, reportarán un ahorro del gasto energético y un aumento del valor objetivo del inmueble que le proporcionará una publicidad adicional.

¿Para quién es obligatorio?

El certificado energético es obligatorio para todos los edificios existentes (o parte de los mismos): viviendas (pisos y casas), locales comerciales, despachos y oficinas, escuelas, colegios, guarderías,... cuando sean objeto de venta o alquiler.

El certificado energético y su respectiva etiqueta energética deberá incluirse en las ofertas, publicidad y promoción de aquellos inmuebles que se quieran vender o poner en alquiler y deberá ponerse a disposición del comprador o del arrendatario.

Es decir, si usted quiere poner un anuncio para vender su piso, obligatoriamente debe especificar en el anuncio la calificación energética de su vivienda. El comprador o inquilino deberá conocer de antemano la clasificación energética otorgada, pudiendo variar desde la letra A a la G, siendo A la mayor categoría de eficiencia energética y G la menor.

Están excluidos de la obligatoriedad de disponer de certificado energético los siguientes inmuebles:

  • Edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas.
  • Edificios y monumentos protegidos.
  • Edificios para el culto y actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales para un plazo previsto de utilización igual o inferior a 2 años.
  • Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales. En la parte de oficinas, sí, será obligatorio.
  • Edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.
  • Edificios de sencillez técnica y escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas..
  • Edificios que se compren para su demolición.
  • Edificios de viviendas objeto de contrato de arrendamiento por un tiempo inferior a 4 meses al año.

Si usted ha vendido o alquilado su piso, vivienda,... cualquier tipo de inmueble, sin disponer de una calificación energética válida a través del certificado energético del inmueble, puede ocurrir que: 

  • Sea sancionado por el órgano competente de su comunidad autónoma.
  • Que el contrato de compraventa o arrendamiento sea declarado nulo por no haber informado correctamente al comprador o arrendatario.
  • Que el vendedor/arrendador tenga que indemnizar al comprador o inquilino por los perjuicios ocasionados por la falta de información facilitada

¿Cómo se obtiene la certificación energética?

Para poder obtener el certificado energético de su vivienda, local, oficina, etc. tiene que contactar con una empresa de certificación energética. Nuestra empresa le ofrece sus servicios. Podemos proceder a la calificación energética de su edificio, casa o piso de una manera ágil y sin preocupaciones para usted.

El propietario será el responsable de encargar, obtener y abonar el certificado energético para poner en venta o alquilar su inmueble.

El certificado energético de un inmueble debe ser redactado por un técnico competente (ingeniero industrial o arquitecto técnico entre otros). Deberá reconocerse personalmente el edificio o vivienda y se avaluará la certificación energética mediante un programa informático homologado y reconocido oficialmente.

El técnico certificado realizará una visita al edificio o vivienda con el objeto de tomar los datos necesarios para la redacción del certificado. Entre los datos que necesitará estarán las características técnicas del edificio, de sus instalaciones térmicas y sus datos administrativos (como la dirección exacta y la referencia catastral).

Calcularemos la calificación energética, obteniendo la clasificación de la eficiencia del edificio entre una valor de A a G (tomando A como el valor más eficiente). Redactaremos y le entregaremos el certificado energético al propietario del inmueble.

Finalmente, se procederá a registrar el certificado ante el órgano competente de su Comunidad Autónoma, así podrá disponer ya de la tarjeta de calificación energética de su vivienda, edificio, local, etc.

Esquema de Pasos a realizar:

PASO 1

PASO 2

PASO 3

Propietario

Técnico

Técnico

Contratación de una empresa de certificación especializada

Visita del edificio. Evaluación energética

Calificación. Entrega de certificado e informe

PASO 4

PASO 5

PASO 6

Propietario

Propietario

Propietario

Registro del certificado en órgano competente

Recibe el Certificado de Eficiencia Energética

Legalmente ya puede alquilar o vender su inmueble


Nuestros clientes siempre contarán con nuestro asesoramiento e implicación en todos los pasos, en aras de facilitar y ayudar en la obtención del Certificado Energético de su inmueble.

¿Quién debe expedir el Certificado Energético?

Evite multas y sanciones por contratar a un profesional sin formación. Los técnicos especialistas tienen optimizados los procesos de realización de su trabajo, saben perfectamente cómo obtener los datos de manera más eficiente y les pueden ofrecer un precio más competitivo.

Su certificado energético será firmado por Arquitecta Superior, Colegiada en el Colegio Oficial Territorial de Arquitectos de Alicante, CTAA,  especializada en Edificación y Urbanismo, con amplia  experiencia en el sector, con despacho abierto y en activo.

La cédula de habitabilidad

Además del certificado energético, que como su nombre indica, nos da información sobre la calificación energética de la vivienda, la cédula de habitabilidad es otro documento administrativo debe aportar el propietario a la hora de vender o alquilar su vivienda.

La cédula de habitabilidad acredita que el inmueble que se va a vender o alquilar (ya sea un piso o una casa), cumple las condiciones técnicas de habitabilidad para ser destinado a vivienda. 

La cédula de habitabilidad es exigida tanto en el momento de la compraventa o contrato de alquiler como en el momento de dar de alta o cambiar el nombre en el suministro de servicios de una vivienda (agua, gas y electricidad).

La cédula de habitabilidad se tramita a partir del Certificado de Habitabilidad emitido por un técnico competente.

En nuestra empresa estamos especializados en la evaluación de edificios, tanto para la obtención de los certificados energéticos como para la evaluación y tramitación de cédulas de habitabilidad. Si usted necesita obtener la cédula de habitabilidad para la compraventa o alquiler de su vivienda, no lo dude, contacte con nosotros, podemos tramitarlo de una manera ágil y sencilla para usted.

Normativa vigente

El Gobierno de España, en seguimiento al obligado cumplimiento de las Directivas Europeas sobre la eficiencia energética de los edificios se ve obligado a incorporar una ley por la que todos los edificios, viviendas, locales, etc. que sean objeto de compraventa o alquiler, deben tramitar el certificado energético para la obtención de la llamada CEE (Certificado de Eficiencia Energética). Vendría a ser equivalente a la ya conocida etiqueta energética de los electrodomésticos, por la que se otorga a los edificios una clasificación en función de su eficiencia de consumo.

La normativa europea y la legislación de ámbito español que regula el Certificado Energético es la siguiente:

  • Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de Diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de los edificios (DOCE, publicado el 04/01/2007)
  • Real Decreto 47/2007, de 19 de Enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción. 
  • Decreto 141/2012, de 30 de Octubre, por el que se regulan las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y la cédula de habitabilidad.
  • Real Decreto 235/2013, de 5 de Abril, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Si quiere alquilar o vender un edificio o una vivienda, local, etc. obtenga su certificado energético lo antes posible para evitar futuros problemas.

Algunas preguntas frecuentes

-¿Hay multas o sanciones? 

-Sí, desde los 300€ a los 6000€. 

-¿Es obligatorio? 

-Sólo si desea vender o alquilar su inmueble. 

-Si mi vivienda tiene una calificación baja, ¿el certificado es válido? 

-El certificado es igualmente válido, y se le propondrán intervenciones en la vivienda para mejorar la calificación. 

-¿Hay que registrar el certificado? 

-Sí, para obtener la etiqueta energética oficial debe registrar su certificado en el órgano competente de su comunidad autónoma, el técnico se encargará del registro mediante su certificado digital, y el deber de encontrarse registrado en el órgano competente. 

El registro en el Registro de Certificación de Eficiencia Energética de Edificios del IVACE de la Generalitat Valenciana  conlleva unas tasas de 10€ en el caso de viviendas y en el caso de Locales Comerciales el importe será el regulado en el artículo 197 del capítulo III del título VII “Tasas en materia de empleo, industria, energía y comercio”, que se computa según los metros cuadrados del local.

Certificado Energético

¿Qué es el certificado energético?

Según figura en el proyecto de Real Decreto 235/2013, todos los propietarios que deseen vender o alquilar su vivienda deberán contar con el certificado energético a partir del próximo 1 de junio de 2013.

El certificado energético, es el documento expedido por un técnico cualificado, en el que se informa de la eficiencia energética de un inmueble en cuanto a su consumo de energía en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación.

Una vez obtenida la calificación energética, se expedirá la llamada etiqueta energética, parecida a la que incluyen los electrodomésticos y que asigna al inmueble una categoría que variará de la A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la menos eficiente en el consumo de energía.

Así pues, la certificación energética obtenida por un inmueble, informa tanto a su propietario como al futuro comprador o inquilino del coste económico que afrontará relacionado con el consumo energético del inmueble (calefacción, aire acondicionado, agua caliente sanitaria,...).

Además, el certificado energético, incorpora una serie de recomendaciones para una mejora de la calificación energética obtenida, así como información de localización, las características de las instalaciones térmicas y la envolvente del inmueble.

El certificado energético tiene una validez de 10 años tras los cuales se tendrá que renovar teniendo en cuenta las mejoras que se hayan realizado en el inmueble. El propietario también es libre de actualizar su certificado para incorporar aquellas actuaciones en el inmueble que permitan mejorar su calificación energética.

¿Para qué sirve el certificado energético?

El certificado energético va a ser de obligado cumplimiento siempre que haya que vender o alquilar una vivienda, local, piso,... cualquier tipo de inmueble.

Aunque inicialmente puede parecer otro gasto adicional que puede dificultar la venta o alquiler de una vivienda, este certificado presenta importantes beneficios, tanto para el propietario como para el potencial comprador o inquilino.

El certificado, permite al futuro comprador o inquilino conocer la eficiencia energética del edificio o vivienda, informa de la calificación energética, por lo tanto de lo eficiente que es un inmueble consumiendo energía, y así poder estimar los costes relacionados con su consumo energético. 

Junto a la etiqueta energética otorgada, este tipo de certificación de edificios o viviendas, informa de la calificación energética y se entrega un informe técnico con unas recomendaciones de mejora de su vivienda que, en caso de llevarlas a cabo, reportarán un ahorro del gasto energético y un aumento del valor objetivo del inmueble que le proporcionará una publicidad adicional.

¿Para quién es obligatorio?

El certificado energético es obligatorio para todos los edificios existentes (o parte de los mismos): viviendas (pisos y casas), locales comerciales, despachos y oficinas, escuelas, colegios, guarderías,... cuando sean objeto de venta o alquiler.

El certificado energético y su respectiva etiqueta energética deberá incluirse en las ofertas, publicidad y promoción de aquellos inmuebles que se quieran vender o poner en alquiler y deberá ponerse a disposición del comprador o del arrendatario.

Es decir, si usted quiere poner un anuncio para vender su piso, obligatoriamente debe especificar en el anuncio la calificación energética de su vivienda. El comprador o inquilino deberá conocer de antemano la clasificación energética otorgada, pudiendo variar desde la letra A a la G, siendo A la mayor categoría de eficiencia energética y G la menor.

Están excluidos de la obligatoriedad de disponer de certificado energético los siguientes inmuebles:

  • Edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas.
  • Edificios y monumentos protegidos.
  • Edificios para el culto y actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales para un plazo previsto de utilización igual o inferior a 2 años.
  • Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales. En la parte de oficinas, sí, será obligatorio.
  • Edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.
  • Edificios de sencillez técnica y escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas..
  • Edificios que se compren para su demolición.
  • Edificios de viviendas objeto de contrato de arrendamiento por un tiempo inferior a 4 meses al año.

Si usted ha vendido o alquilado su piso, vivienda,... cualquier tipo de inmueble, sin disponer de una calificación energética válida a través del certificado energético del inmueble, puede ocurrir que: 

  • Sea sancionado por el órgano competente de su comunidad autónoma.
  • Que el contrato de compraventa o arrendamiento sea declarado nulo por no haber informado correctamente al comprador o arrendatario.
  • Que el vendedor/arrendador tenga que indemnizar al comprador o inquilino por los perjuicios ocasionados por la falta de información facilitada

¿Cómo se obtiene la certificación energética?

Para poder obtener el certificado energético de su vivienda, local, oficina, etc. tiene que contactar con una empresa de certificación energética. Nuestra empresa le ofrece sus servicios. Podemos proceder a la calificación energética de su edificio, casa o piso de una manera ágil y sin preocupaciones para usted.

El propietario será el responsable de encargar, obtener y abonar el certificado energético para poner en venta o alquilar su inmueble.

El certificado energético de un inmueble debe ser redactado por un técnico competente (ingeniero industrial o arquitecto técnico entre otros). Deberá reconocerse personalmente el edificio o vivienda y se avaluará la certificación energética mediante un programa informático homologado y reconocido oficialmente.

El técnico certificado realizará una visita al edificio o vivienda con el objeto de tomar los datos necesarios para la redacción del certificado. Entre los datos que necesitará estarán las características técnicas del edificio, de sus instalaciones térmicas y sus datos administrativos (como la dirección exacta y la referencia catastral).

Calcularemos la calificación energética, obteniendo la clasificación de la eficiencia del edificio entre una valor de A a G (tomando A como el valor más eficiente). Redactaremos y le entregaremos el certificado energético al propietario del inmueble.

Finalmente, se procederá a registrar el certificado ante el órgano competente de su Comunidad Autónoma, así podrá disponer ya de la tarjeta de calificación energética de su vivienda, edificio, local, etc.

Esquema de Pasos a realizar:

PASO 1

PASO 2

PASO 3

Propietario

Técnico

Técnico

Contratación de una empresa de certificación especializada

Visita del edificio. Evaluación energética

Calificación. Entrega de certificado e informe

PASO 4

PASO 5

PASO 6

Propietario

Propietario

Propietario

Registro del certificado en órgano competente

Recibe el Certificado de Eficiencia Energética

Legalmente ya puede alquilar o vender su inmueble


Nuestros clientes siempre contarán con nuestro asesoramiento e implicación en todos los pasos, en aras de facilitar y ayudar en la obtención del Certificado Energético de su inmueble.

¿Quién debe expedir el Certificado Energético?

Evite multas y sanciones por contratar a un profesional sin formación. Los técnicos especialistas tienen optimizados los procesos de realización de su trabajo, saben perfectamente cómo obtener los datos de manera más eficiente y les pueden ofrecer un precio más competitivo.

Su certificado energético será firmado por Arquitecta Superior, Colegiada en el Colegio Oficial Territorial de Arquitectos de Alicante, CTAA,  especializada en Edificación y Urbanismo, con amplia  experiencia en el sector, con despacho abierto y en activo.

La cédula de habitabilidad

Además del certificado energético, que como su nombre indica, nos da información sobre la calificación energética de la vivienda, la cédula de habitabilidad es otro documento administrativo debe aportar el propietario a la hora de vender o alquilar su vivienda.

La cédula de habitabilidad acredita que el inmueble que se va a vender o alquilar (ya sea un piso o una casa), cumple las condiciones técnicas de habitabilidad para ser destinado a vivienda. 

La cédula de habitabilidad es exigida tanto en el momento de la compraventa o contrato de alquiler como en el momento de dar de alta o cambiar el nombre en el suministro de servicios de una vivienda (agua, gas y electricidad).

La cédula de habitabilidad se tramita a partir del Certificado de Habitabilidad emitido por un técnico competente.

En nuestra empresa estamos especializados en la evaluación de edificios, tanto para la obtención de los certificados energéticos como para la evaluación y tramitación de cédulas de habitabilidad. Si usted necesita obtener la cédula de habitabilidad para la compraventa o alquiler de su vivienda, no lo dude, contacte con nosotros, podemos tramitarlo de una manera ágil y sencilla para usted.

Normativa vigente

El Gobierno de España, en seguimiento al obligado cumplimiento de las Directivas Europeas sobre la eficiencia energética de los edificios se ve obligado a incorporar una ley por la que todos los edificios, viviendas, locales, etc. que sean objeto de compraventa o alquiler, deben tramitar el certificado energético para la obtención de la llamada CEE (Certificado de Eficiencia Energética). Vendría a ser equivalente a la ya conocida etiqueta energética de los electrodomésticos, por la que se otorga a los edificios una clasificación en función de su eficiencia de consumo.

La normativa europea y la legislación de ámbito español que regula el Certificado Energético es la siguiente:

  • Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de Diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de los edificios (DOCE, publicado el 04/01/2007)
  • Real Decreto 47/2007, de 19 de Enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción. 
  • Decreto 141/2012, de 30 de Octubre, por el que se regulan las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y la cédula de habitabilidad.
  • Real Decreto 235/2013, de 5 de Abril, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Si quiere alquilar o vender un edificio o una vivienda, local, etc. obtenga su certificado energético lo antes posible para evitar futuros problemas.

Algunas preguntas frecuentes

-¿Hay multas o sanciones? 

-Sí, desde los 300€ a los 6000€. 

-¿Es obligatorio? 

-Sólo si desea vender o alquilar su inmueble. 

-Si mi vivienda tiene una calificación baja, ¿el certificado es válido? 

-El certificado es igualmente válido, y se le propondrán intervenciones en la vivienda para mejorar la calificación. 

-¿Hay que registrar el certificado? 

-Sí, para obtener la etiqueta energética oficial debe registrar su certificado en el órgano competente de su comunidad autónoma, el técnico se encargará del registro mediante su certificado digital, y el deber de encontrarse registrado en el órgano competente. 

El registro en el Registro de Certificación de Eficiencia Energética de Edificios del IVACE de la Generalitat Valenciana  conlleva unas tasas de 10€ en el caso de viviendas y en el caso de Locales Comerciales el importe será el regulado en el artículo 197 del capítulo III del título VII “Tasas en materia de empleo, industria, energía y comercio”, que se computa según los metros cuadrados del local.